El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas que se reunió este lunes votó unánimemente para apoyar el acuerdo nuclear de Viena y empezar a levantar las sanciones que por más de una década ha tenido Irán.

Tras 20 meses de conversaciones, Estados Unidos y otras cinco potencias alcanzaron un acuerdo histórico con Irán para frenar su programa nuclear.

Una de las condiciones de Irán para firmar el acuerdo era que se levantaran estas medidas, aunque fuera de manera escalonada.

“Las sanciones deben ser levantadas de una sola vez. Es una condición necesaria. Pero cuando sea tiempo de ejecutar el alivio de las sanciones, podría tomar más tiempo”, dijo Aladdin Boroujerdi, jefe del Comité de Relaciones Exteriores y Seguridad Nacional del Parlamento de Irán.

Mientras tanto, el Congreso estadounidense tendrá 60 días para revisar el texto del plan y votar para aceptar o rechazarlo.