(CNN) – Cientos de miles de personas que entraron a Estados Unidos cuando eran niños, pero sin documentación pueden solicitar a partir de este miércoles permanecer y trabajar en el país sin temor a la deportación por lo menos durante dos años.

“¡Tengo el formulario!” gritó María, una joven chilena en un centro de la comunidad latina en Nueva York.

María estaba con otros inmigrantes indocumentados que se reúnen allí para obtener asesoría legal a la espera de la liberación del formulario, que las autoridades sorprendentemente publicaron un día antes del que se había dicho que lo harían.

El formulario, titulado “Consideración de la Acción Diferida para los llegados en la Infancia” podría beneficiar a 1,7 millones de indocumentados jóvenes.
María comenzó a llenarlo de inmediato, diciéndole a un reportero que ella tenía mucho miedo de divulgar su apellido o detalles de su viaje durante la infancia a los Estados Unidos, pero que se sentirá diferente una vez que la forma sea procesada y su estatus sea asegurado.

El director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) dijo el martes que los solicitantes que no hayan cometido delitos graves pueden solicitar sin temor a ser deportados.

“Esta tarde el USCIS tiene disponibles en línea los formularios e instrucciones para las personas que soliciten la acción diferida para los recién llegados en la infancia”, dijo el director Alejandro Mayorkas, en una conferencia telefónica.

El anuncio se produce dos meses después de que la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, dijo que las personas que llegaron a Estados Unidos como niños pueden solicitar el examen de acción diferida por un período de dos años, sujeto a renovación, y entonces serían elegibles para la autorización de trabajo.
El programa fue creado en junio en virtud de una orden ejecutiva firmada por el presidente Barack Obama.

Cuando se firmó la orden, Obama dijo que los cambios harán que la política de inmigración sea “más justa y más eficiente”.