El FBI anunció en la tarde de este viernes que investigaría el tiroteo de San Bernardino, California, como un acto de terrorismo, según explicó, por las evidencias que han encontrado.

No obstante, James Comey, director del FBI, señaló que hasta ahora no hay indicios que muestran que la pareja de atacantes hayan tenido relación directa con un grupo terrorista articulado.

La policía de San Bernardino le entregó la investigación al FBI.

Un vocero del organismo pidió durante la rueda de prensa que si las personas tenían información relacionada con el caso, se comunicaran con el FBI. De igual forma afirmó que no saben de alguna amenaza creíble en Estados Unidos.

El tiroteo en San Bernardino este miércoles dejó 14 personas muertas y 21 heridos.

Más temprano este viernes, tres funcionarios vinculados con la investigación le dijeron a CNN que el ataque podría estar conectado con el grupo terrorista ISIS.

Mientras el tiroteo estaba sucediendo, los investigadores creen que la atacante Tashfeen Malik publicó en Facebook prometiendo lealtad al líder de ISIS Abu Bakr al-Baghdadi, le dijeron a CNN tres funcionarios vinculados a la investigación.

El tiroteo de San Bernardino es el más mortífero en Estados Unidos desde el ocurrido en la escuela Sandy Hook en Newtown, Connecticut, en diciembre de 2012, en el que 26 personas, en su mayoría niños, murieron.