Las autoridades presentaron cargos contra un niño de 11 años después de ser acusado de usar la pistola de su padre para disparar y matar a un niño de 3 años en Detroit.

Mientras el niño de 11 años, quien no es identificado debido a su edad, estaba de visita en la casa de su padre el lunes alrededor de la 1:40 p.m. en el lado este de Detroit, al parecer tomó un revólver del clóset de una habitación. Luego el menor procedió a tirar el revólver por la ventana hacia el patio trasero de su padre, según dijo la Oficina del Fiscal del Condado de Wayne.

El niño recuperó la pistola y saltó dentro de un vehículo estacionado en el patio trasero. Poco tiempo después, el niño de tres años entró en el mismo vehículo, dijo la Oficina del Fiscal.

Se desconoce qué sucedió cuando ambos niños estaban dentro del vehículo, pero una cosa es clara: el niño pequeño recibió un disparo en el rostro y fue asesinado.

El niño de 11 años ahora enfrenta el cargo de homicidio sin premeditación, de acuerdo con Mark Bernardi de la Oficina del Fiscal del Condado de Wayne. También enfrenta un cargo adicional por el delito de posesión de armas.

“No recuerdo que alguna vez hayamos acusado a alguien tan joven por haber tomado una vida. Muy desafortunadamente y trágicamente, los hechos que se afirman en este caso lo exigen”, dijo la fiscal Kym Worthy del Condado de Wayne en un comunicado de prensa.

El niño compareció en la corte para una audiencia preliminar en el Centro Juvenil de Detención el miércoles por la tarde. Él se encontraba detenido bajo una fianza de 500.000 dólares.

Camille Cava de CNN contribuyó con este reporte.