El presidente Barack Obama dijo este miércoles que los asesinos de dos periodistas estadounidenses terminarán ante la justicia y que sus actos de barbarie no lograrán intimidar a Estados Unidos.
El grupo terrorista ISIS divulgó este martes un video que muestra la aparente decapitación del periodista Steven Sotloff. Un día después, funcionarios estadounidenses dijeron que el video es auténtico.

Fue la segunda decapitación de un periodista estadounidense en dos semanas y el grupo extremista advirtió que es el resultado de la decisión de Obama de realizar ataques aéreos contra ISIS en Iraq.
Sotloff también era ciudadano israelí, según un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel.

En el video, Sotloff aparece arrodillado en el desierto, vestido con un uniforme naranja de preso. Un verdugo enmascarado está de pie junto a él con un cuchillo en la mano.
Primero habla el periodista, luego el verdugo y a continuación la víctima es decapitada. El video es muy similar al que se dio a conocer hace dos semanas mostrando la muerte del también periodista James Foley.

En las imágenes del martes, también se muestra a un rehén británico luego de la decapitación de Sotloff, de la misma manera en que se había visto a Sotloff en el video de la muerte de Foley.
Obama afirmó que Estados Unidos no se “dejará intimidar” por los asesinos.

“Los que cometen el error de causar daño a estadounidenses aprenderán que no olvidamos… que nuestro alcance es largo y que la justicia se cumple”, declaró el presidente.
También se refirió a sus criticadas declaraciones de la semana pasada en las que dijo no tener una estrategia con respecto a ISIS y manifestó que se refería a una estrategia militar en Siria que “pudiera” requerir la aprobación del Congreso.

“Nuestro objetivo es claro. Degradar y destruir (a ISIS) para que deje de ser una amenaza”, dijo. “Podemos lograrlo. Vamos a tardar y va a requerir de esfuerzo”, agregó.
ISIS, iniciales en inglés de Estado Islámico en Iraq y Siria, se denomina a sí mismo como “Estado Islámico”.

Obama dijo que el mundo necesita una estrategia regional para derrotar a este grupo.

“Estamos montando una estrategia diseñada para hacer varias cosas… tenemos que asegurarnos de que sea una estrategia regional”, añadió.