(CNN) – Los jóvenes inmigrantes indocumentados a quienes se ofreció una Acción Diferida de dos años para evitar su deportación bajo el gobierno del presidente Barack Obama podrán permanecer en el país si Mitt Romney es elegido presidente, dijo el candidato del Partido Republicano en una entrevista publicada este martes.

Anteriormente, Romney no había precisado cómo manejaría las aproximadamente 1,7 millones de personas que podrían calificar para la nueva normativa, que entró en vigor en agosto.
“Las personas que han recibido la visa especial que el presidente ha puesto en marcha, que es una visa de dos años, pueden contar con que la visa seguirá siendo válida”, dijo Romney en la entrevista. “Yo no te voy a quitar algo que has comprado. Antes de que las visas expiren, tendremos el plan de la reforma migratoria completa que he propuesto”.

La decisión del presidente Obama permite que las personas menores de 30 años que llegaron a Estados Unidos antes de los 16 años, que no posean ningún récord criminal o representen una amenaza para la seguridad nacional, y han sido estudiantes exitosos o servido en el ejército puedan solicitar un aplazamiento de dos años de la deportación.
Cuando la decisión de permitir estos cambios en las reglas de inmigración fue anunciada en junio, Romney no respondió de inmediato si iba a revocar la medida o a permitir a los jóvenes inmigrantes que califiquen permanecer en el país.

En una entrevista con la CBS el 17 de junio, Romney se limitó a decir que su gobierno busca soluciones a largo plazo al problema de la inmigración ilegal, y que la nueva directiva de Obama fue una solución temporal.