Más de 300 personas a bordo de un crucero de Royal Caribbean contrajeron una enfermedad durante el viaje en barco, de acuerdo con el sitio del Centro para el Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.
De un total de 3.050 pasajeros, 281 reportaron vómitos y diarrea así como 22 de los 1.165 miembros de la tripulación del barco Explorer of the Seas, de acuerdo con un comunicado.

Janet Díaz, vocera de la empresa Royal Caribbean International, dijo a CNN que el barco evitó una parada planeada en Haití el sábado y que se dirigió directamente a San Juan de Puerto Rico, donde se realizó un extenso operativo sanitario.
La agencia reportó desconocer la causa de la enfermedad.

Díaz dijo a CNN que la empresa continuará usando productos especiales diseñados para matar norovirus durante el viaje y que todas las respuestas fueron coordinadas de cerca con los Centros de Control de Enfermedades.
Los norovirus se transmiten con facilidad y son causa común de gastroenteritis, una enfermedad que produce vómitos y diarrea, de acuerdo con CDC.

El Explorer of the Seas zarpó de Cabo Liberty, Nueva Jersey, el 21 de enero, con un itinerario que incluía paradas en las islas de Santo Tomás y San Martín.
El crucero de 10 días regresará dos días antes tras el brote de enfermedad gastrointestinal, anunció la línea de cruceros el domingo en la tarde.

“Nuevos reportes de enfermedad han disminuido cada día, y muchos huéspedes están bien. No obstante, las incomodidades causadas implican que ya no podemos proporcionar las vacaciones que nuestros huéspedes esperaban”.
“Tras consultas entre nuestro equipo médico y representantes de CDC, creemos que lo correcto es regresar a nuestros huéspedes de forma anticipada, y usar el tiempo extra para desinfectar el barco de forma más minuciosa”, dijo la compañía en un comunicado.